LA BELLEZA DEL PELIGRO COMO ESTÍMULO – NAN GONZÁLEZ EN PINTA CONCEPT

Con la curaduría de Félix Suazo, Pinta Miami 2021 se convierte en un escenario de instalaciones inmersivas e intelectualmente estimulantes. El objetivo de la sección Special Projects es acentuar la individualidad y creatividad técnica de artistas contemporáneos que, a través de sus obras e instalaciones, dan vida a las inquietudes y posibilidades del futuro cercano.

 

La artista venezolana Nan González presenta una videoinstalación a la vez monumental y acogedora. Las piezas, Alma de Glaciar y Titanes de Hielo, están diseñadas como una experiencia inmersiva para los visitantes con el objetivo de abordar la interconexión de los elementos de la naturaleza y el efecto mariposa del accionar humano. Usando el agua como leitmotiv, la instalación de González y la curaduría de Suazo crean conciencia sobre el calentamiento global y la pérdida de biodiversidad; dos de los asuntos más urgentes que enfrenta Miami.

Oscilando entre el confort visual de los hermosos tonos azules y la profunda incomodidad de los crujidos y choques de los glaciares al romperse, la instalación exige de su audiencia una respuesta. González es bastante explícita en el tono alarmante de la obra; al llevar la desintegración de los bloques polares del Sur profundo a la Miami tropical, González establece un poderoso ultimátum. Y, francamente, cualquiera que se encuentre ante la instalación sin sentir la urgencia de actuar positivamente para el medio ambiente, está siendo intencionalmente ajeno. González parece estar denunciando estas actitudes, alarmando al público sobre la importancia del “ahora” cuando escuchamos “ahora es el momento de actuar”. Con Miami prácticamente sobre el nivel del mar, Alma de Glaciar y Titanes de Hielo amenazan la supervivencia del área, de esta manera creando conciencia sobre los peligros inminentes del calentamiento global.

 

Poéticamente, las obras cristalizan una inquietud que va más allá de la naturaleza y que habla de un estado del ser. El quiebre constante del hielo implica y motiva un impulso de dinámicas y transformaciones. De esta forma, la instalación resulta paradójica y necesariamente alarmante y esperanzadora al mismo tiempo. El simbolismo en estos videos y la belleza del peligro tienen un efecto incitante que estimula e inspira: las impactantes imágenes de hielo desmembrado atraen una especie de diálogo que es físico y colectivo. Con un público envuelto por la posibilidad de cambio y la calidad hipnótica de los sonidos y las imágenes, la instalación se sitúa en un estado diáfano donde la estética trasciende la percepción sensorial individual para invadir el espacio intermedio. En este plano abstracto donde el tiempo y el espacio se disuelven, se manifiesta una urgencia amorfa pero muy evidente: no se puede lograr una transformación real sin el esfuerzo conjunto de las poblaciones.

 

Nan González (n. Caracas, Venezuela, 1956) estudió arte, fotografía y cine en Caracas, Londres y Cannes entre 1974 y 1980. A lo largo de su trayectoria se ha interesado por la performance, el videoarte y la instalación, medios que ha empleado para reflexionar sobre el cuerpo, la naturaleza y el tiempo. Entre 1979 y 1986 desarrolló una serie de performances e instalaciones en asociación creativa con Jennifer Hackshaw bajo el seudónimo de Yeni y Nan. Entre sus principales exposiciones individuales se encuentran El vuelo del cristal y El proceso de un pensamiento, Museo de Bellas Artes, Caracas (1991), Titanes de Hielo, Museo de Bellas Artes, Caracas (2005),  Guardianes, Centro de Arte los Galpones, Caracas (2014) y Tramas del tiempo, Sala TAC, Caracas (2019).

Importantes muestras colectivas han contado con su presencia en Argentina, Brasil, Francia, Perú, Estados Unidos y Venezuela, entre las que destacan: Bienal de Jóvenes Artistas, Lieu Grand Palais, París(1982); III Salón Nacional de Jóvenes Artistas, Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber, Caracas (1985); Bienal de Perú, Museo de la República, Lima (1987); Bienal de Jóvenes Artistas, Museo de Arte Moderno, París; Terre-Terre, Centro de Arte Baie Saint Paul, Canadá (1992); Ecoperfomía y Video Hábitats, Museo de Bellas Artes, Caracas (1997 y 2000); Vidéo Femmes, Galería Iturralde, Los Ángeles, (2002); I Bienal del Fin del Mundo, Ushuaia (2007).